Presiones de un laboratorio sobre el ámbito académico para que no critique la vacuna del papiloma

Noticias

Presiones de un laboratorio sobre el ámbito académico para que no critique la vacuna del papiloma

En noviembre de 2007, tras comenzar a aplicarse la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en España, el catedrático de Salud Pública Carlos Álvarez-Dardet, encabezó una campaña pidiendo una moratoria en la aplicación de este producto con cargo al Sistema Nacional de Salud (SNS). El País entonces publicó un texto a modo de manifiesto que firmaron más de 10.000 personas, entre ellas la mitad de catedráticos de Salud Pública de las universidades españolas.

Ni esto ni mucho menos el derecho a la información de los ciudadanos y la libertad de expresión gustaron a uno de los dos fabricantes del fármaco, Sanofi Pasteur, Merck, Sharp & Dohme (MSD) -que produce la marca Gardasil-. No contento con las críticas, la compañía farmacéutica retiró de inmediato la publicidad de su laboratorio del suplemento de Salud que el periódico elaboraba.

+INFO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *