Minsalud ordena atención y albergue para niñas de El Carmen de Bolívar

Noticias

Minsalud ordena atención y albergue para niñas de El Carmen de Bolívar

IMAGEN 15240475 2

IMAGEN 15240475 2

Momentos dramáticos se vivieron en la mañana de este jueves en la Terminal de Transportes de Bogotá cuando un grupo de niñas de El Carmen de Bolívar, según testigos, comenzaron a temblar y a sufrir ataques de taquicardia en sus pasillos.

Se trata de 17 menores que se vienen quejando de estos síntomas desde el 12 de marzo del año pasado y que sus familiares atribuyen a afectos secundarios tras la aplicación en sus colegios de la vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH).

Las jóvenes salieron, con 18 padres de familia, desde su pueblo hacia Bogotá, el miércoles en la tarde, para buscar otras ayudas médicas y protestar porque dicen que el Ministerio de Salud aseguró que ya se había resuelto la situación, pero las niñas siguen presentando los síntomas. Además aseguran que algunas han intentado suicidarse.

«En días pasado recibimos un comunicado del Ministerio de Salud; dicen que el tema de las niñas del Carmen de Bolívar ya se solucionó, pero es mentira, porque el problema continúa y ha empeorado», señaló doña Olga Hernández, madre de una de las niñas.

El viaje a la capital fue un calvario. El bus no había iniciado la marcha cuando, según los padres de familia, los síntomas aparecieron de nuevo; dolor de cabeza, mareo, dificultad al respirar, ataques y convulsiones. Para las emergencias llevan un botiquín, en el que portan bolsas plásticas y alcohol, el cual les rociaron en el cuerpo mientras les daban masajes y oraban. Así, como muchas otras noches, las madres pasaron en vela.

Ya cuando apenas asomaba el sol comenzaron a ver los edificios de la capital. El plan era llegar y plantarse frente a las instalaciones del Ministerio para protestar porque sienten que les están arrebatando a las jóvenes el derecho a vivir y de hacerlo dignamente, pero la salud de las niñas siguió decayendo.

Apenas estacionaron el bus comenzaron a pedir ayuda y a trasladar a las menores a un pequeño centro médico de la terminal de buses. Entre los viajeros comenzó a pasar el desfile de camillas con las niñas.

Una a una, nueve niñas que ingresaron a la unidad del terminal recibieron atención médica.

Los enfermeros y doctores no tardaban en controlar un caso cuando otras dos ya estaban ingresando con el mismo cuadro sintomático. Transcurrió la mañana y dos de las niñas convulsionaron hasta el punto de que tuvieron que ser remitidas al Hospital Infantil Universitario San José. Aunque los médicos confirmaron que estaban bien, sus casos fueron sometidos a análisis exhaustivos.

Óscar Julio Alvis Mendoza, vicepresidente de la Asociación de Padres de Niñas Afectadas por la Vacuna del Virus del Papiloma Humano, señala que la situación es insostenible. «El Hospital de Carmen de Bolívar no tiene la capacidad de atender a nuestras niñas», asegura.

«Están desesperados; han recibido atención pero dicen que no es suficiente. Quieren atención médica de alto nivel y quieren un estudio científico de lo que les está pasando a sus hijas», señaló William Augusto Suárez, defensor del Pueblo regional Bogotá, quien asistió al lugar para hacer un acompañamiento humanitario a las familias. El grupo iba a pasar la noche en el Hospital San José.

De otro lado, Rafael Manrique, coordinador de pediatría del Hospital de Fontibón, al cual llegó una de las pacientes, aseguró que la menor «estaba consciente y mostraba movimientos estereotipados, ligeramente aumentados de tono, que se presentaban en episodios repetidos sin estado posictal. Eso quiere decir que no se trataba de convulsiones, que son movimientos involuntarios», explicó.

Los primeros exámenes a los que fue sometida en el centro asistencial han arrojado resultados normales.

Recientemente, el Instituto Nacional de Salud presentó los resultados de su análisis a todos los casos de supuestas reacciones adversas a esta vacuna, y descartó cualquier relación con la inmunización.

* Con información de Vida de Hoy.

Minsalud garantizará atención

Fernando Ruiz, viceministro de Salud, dijo que no tenían conocimiento del viaje de las niñas a Bogotá. Sin embargo, al enterarse, el Gobierno dio las órdenes para que fueran atendidas integralmente por las instituciones de salud y les buscaran un albergue en la ciudad. Ruiz manifestó que siguen pendientes del caso con el rigor y el respeto que las niñas merecen, al tiempo que el hecho fue informado al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y a la Defensoría del Pueblo.

http://www.eltiempo.com/bogota/ninas-de-carmen-de-bolivar-son-atendidas-en-bogota/15240476

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *