¡Somos VÍCTIMAS, no antivacunas!
    
Pedimos: Reconocimiento de los efectos adversos
    
Atención sanitaria adecuada para las jóvenes afectadas
    
Activar protocolo de actuación: investigación, seguimiento de las jóvenes afectadas...
    
Fondo de compensación por daños de la vacuna
    
Retirada de la vacuna del VPH

La Vacuna del cáncer de útero ¿puede producir cáncer de útero?

Alfredo Embid. Boletín no. 5 de Armas para defender la salud

La industria farmacéutica y biotecnológica en colaboración con los Ministerios de Sanidad de numerosos países han decidido realizar un experimento masivo con las niñas y muchas mujeres jóvenes de toda una generación.
No solo su eficacia no está probada, no solo se está ocultando que en los dos años existen miles de informes oficiales de efectos secundarios algunos de los cuales son tan graves como para haber dejado inválidas de por vida a las niñas que la recibieron o haberlas matado, sino que además hay evidencias de que puede aumentar los cánceres que se supone debe prevenir.

¿Especulaciones alarmistas?

No

El ultra ortodoxo Instituto Nacional de Salud (NIH) basándose sobre las investigaciones experimentales ha admitido que la vacuna contra el VPH podría producir cáncer, en lugar de impedirlo.1

El ensayo FUTURE II encontró en las vacunadas que la incidencia de las lesiones precancerosas (displasias de  grado 2 o 3) debidos a los tipos de HPV no cubiertos por la vacuna aumentó.2

El estudio sobre HPV PATRICIA también encontró en las mujeres vacunadas una alta proporción de lesiones causadas por otros tipos de HPV no cubiertos por la vacuna.3

Como otras muchas vacunas pueden causar un desequilibrio en la  población de virus, causando la proliferación de otros.
No hay que olvidar que la vacuna, en el mejor de los casos, solo protege contra 4 tipos de virus HPV, y que hay 100 tipos, 40 de los cuales pueden producir infecciones genitales.

El Pr Claude Béraud, del Consejo médico científico de la Mutualidad francesa ha advertido que las perturbaciones ecológicas que esta vacuna podría inducir podrían favorecer la aparición de virus resistentes y un aumento de la virulencia de cepas del virus que hoy son inofensivas.4

Muchas de las alarmas se basan incluso en un documento, presentado a la Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. (FDA) por el fabricante de una de las vacunas Merck & Co., Inc. “Gardasil Vacuna tetravalente VPH. del 18 de mayo de 2006”. Este informe científico admite que la inyección de vacunas contra el VPH en niñas o mujeres que ya están infectadas con el virus VPH de los tipos contenidos en la vacuna, puede aumentar el riesgo, en un 44, 6%, de que aparezcan lesiones precancerosas en el cuello del útero.5

Es decir que la vacunación con Gardasil de las niñas y mujeres que ya han estado en contacto con el virus VPH son seropositivas y PCR positivas para los genotipos de VPH contenidos en la vacuna puede aumentar su riesgo de desarrollar lesiones precancerosas de hasta el 44,6%,

El patólogo Sin Hang Lee, M.D., informó a la FDA ya el 30 de octubre de 2006 por carta dirigida al Dr. Steven I. Gutman, Director de la Oficina de In Vitro Diagnostic Device Evaluation and Safety (OIVD), Center for Devices and Radiological Health (CDRH), de la FDA, que era urgente de practicar nuevos test porque la vacunación con Gardasil de las mujeres que ya son seropositivas y PCR positivas para los genotipos de VPH contenidos en la vacunación hace que estas puedan adquirir un alto riesgo de desarrollar lesiones precancerosas.

Un informe científico titulado “Human Papillomavirus Genotyping by DNA Sequencing-The Gold Standard HPV Test for Patient Care”en su página 10 incluye advertencias sobre la introducción de las vacunas contra el VPH en las mujeres sexualmente activas, recomendando que haga un seguimiento de la infecciones por el VPH, antes y después de la vacunación en base a los documentos de la FDA que revelan un aumento de las lesiones precancerosas en el cuello del útero de las mujeres vacunadas. y recomienda por lo tanto, que sería prudente realizar una prueba de detección del VPH antes de vacunar si se sospecha la infección por VPH.


fotos de verrugas genitales

Según un artículo de Matelita Ragogo titulado «¿Son nuestra hijas cobayas?» la vacuna Gardasil está asociada por lo menos a 78 casos de verrugas genitales.6

Recordemos que las verrugas genitales o condilomas, pueden ser producidas también por el VPH. A parte de no ser lesiones muy agradables, se consideran también lesiones precancerosas.

Todo esto tiene implicaciones importantes ya que un 75% de la población sexualmente activa está infectada por el VPH.

Según una presentación de 2001 hecha por Elizabeth R. Unger, Ph.D., MD, entonces Jefe de la Sección de Virus del Papiloma los EE.UU. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDCP)7:
“La infección por VPH es muy frecuente en la población . En general la tiene un 75% de la población expuesta y se adquiere en la época donde se inicia la actividad sexual.”

Esto no es grave y es preciso recordar dada la paranoia fomentada por la industria médica que de acuerdo con la FDA : “Para la mayoría de las mujeres, el propio sistema de defensa del cuerpo elimina el virus y las mujeres infectadas no desarrollan problemas de salud relacionados con el. “ La inmensa mayoría de las mujeres que resultan infectadas por los virus de alto riesgo del VPH, NO desarrollan cáncer de cérvix. El 90% de las personas infectadas por los distintos tipos del VPH virus del papiloma humano se ven libres de ellos en menos de 2 años.

Dada su amplia extensión en la población, el hecho de que la vacuna aumente las posibilidades de tener cáncer en las niñas, adolescentes y mujeres que ya han estado expuestas al virus, plantea varias preguntas.

Si las infecciones por VPH son tan frecuentes, ¿Cómo se sabe que la niña  no esta infectada antes de ponerle la vacuna?
Responderás que porque se les pregunta a los padres que son quienes autorizan la vacunación, si la niña tiene relaciones sexuales.
Muy bien.
Pero aun suponiendo que se haga , los padres pueden ignorar que su hija es sexualmente activa porque la chica lo oculta dada la represión sexual común. Dado el hecho de que las relaciones sexuales son cada vez mas precoces hay posibilidades de que esto suceda.

Pero hay algo peor aún porque la infección por el virus no solo puede adquirirse por contacto sexual.

Como afirma la  Dra. Diane M. Harper investigadora, médica, profesora y directora del Grupo de Investigación Ginecológico de Prevención del Cáncer del Norris Cotton Cancer Center en la Dartmouth Medical School de New Hampshire (EEUU), que trabajó 20 años en desarrollar la vacuna contra el VPH.

“El VPH es una infección de piel-a-piel. No se extiende sólo mediante el sexo. Hay múltiples informes donde queda documentado que niñas de 3, 5 o 10 años y mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales han dado positivo para los tipos de VPH que causan el cáncer”.8

Evidentemente en esos caso el interrogatorio previo a la administración de la vacuna no sirve para nada porque las infecciones no suelen presentar síntomas (se dice que son asintomáticas) .

Esto quiere decir que todas esas niñas que ya han estado en contacto antes con el VPH, al vacunarse tendrá un aumento de su riesgo de desarrollar lesiones pre-cancerosas del cuello uterino y cánceres.

¿Y que pasa cuando se da a jóvenes y mujeres sexualmente activas?
Responderás que eso no se hace.
Pero te equivocas.
Acabo de conocer dos casos en que si se hizo. Una era además una mujer casada que se vacunó por recomendación de su ginecólogo. Otra joven sexualmente activa tuvo que ponerse la vacuna en Australia donde es obligatoria para cursar estudios.

Esto quiere decir que como un 75 % de ellas estarán probablemente infectadas por el VPH aumentarán sus posibilidades de desarrollar lesiones precancerosas y cánceres a consecuencia de la vacuna.

Además muchos expertos en el cuidado de la salud pública han predicho acertadamente que las muertes por cáncer de cuello uterino pueden incrementarse por mecanismos indirectos. En efecto, las mujeres tendrán tendencia a hacerse menos pruebas de citología ( Papanicolau) de rutina ya que tendrán la falsa sensación de seguridad de ser inmunes al cáncer de cuello uterino por haberse vacunado.

Nadie puede predecir las consecuencias adversas de las nuevas vacunas de ingeniería genética.

Pero hay advertencias desde hace más de 10 años. Por ejemplo el virólogo Marc Girard del Instituto Pasteur advertía que el material genético (ADN) contenido en la vacuna al integrarse en el material genético (los cromosomas celulares) corría el riesgo de desregular los genes vecinos.
“Se teme esencialmente la aparición de cánceres por activación de oncogenes. Semejante riesgo es difícil de estimar a largo plazo.”9

Herb Newborg. Insiste en que la vacuna no ha sido evaluada en su potencial para producir cáncer. Recalca además  que este es un nuevo tipo de vacuna de ADN recombinante, construida por ingeniería genética. Estas vacunas llamadas de partículas similares a virus (VLP) contienen una mezcla genética de especies humanas y animales distintas incluidas en las dos vacunas Gardasil de Merck  y Cervarix de GSK. De hecho es la primera vez la FDA ha aprobado este tipo de vacunas VLP.10

Los resultados a largo plazo de la introducción en el cuerpo humano, de ADN manipulado por ingeniería genética, con un potaje de material genético (ADN modificado genéticamente) de varias especies diferentes (de procedencia humana , de insectos y animales) son desconocidos, especialmente cuando se utiliza como una vacuna que se salta parte del sistema de defensas naturales contra los agentes patógenos externos del cuerpo (piel, saliva, mocos, jugos digestivos, etc.).

Es un hecho que los cánceres de útero pueden tardar décadas en desarrollarse pero no hay estudios a largo plazo o estudios sobre poblaciones más grandes que el estudio del Gardasil sobre 20.541 mujeres realizado durante un máximo de 5 años que ya mencionamos en un boletín anterior. Según la FDA los participantes en el estudio tenían entre dieciséis a veintiséis años de edad. Los estudios sobre niñas de nueve a quince años de edad, incluían un número mucho menor de niñas participantes y se detuvo antes de su finalización.

Además tampoco ha sido evaluada por su capacidad de provocar  genotoxicidad, es decir daños sobre el material genético (ADN), pero en los estudios iniciales de Merck las mujeres que quedaron embarazadas 30 días tras la vacunación tuvieron 5 niños con malformaciones mientras que las del grupo placebo (a las que no se les inyectó la vacuna ) tuvieron 0 malformaciones11.

Tampoco se sabe si es posible que produzca esterilidad en el futuro.

Por otra parte si se sabe que cuantas mas vacunas se dan y cuanto mas seguidas se dan,  mas posibilidades hay de que se produzcan efectos negativos sobre el sistema inmunitario. Es conocido que “Las combinaciones de vacunas aumentan el riesgo de interferencias inmunitarias”12

Así que nadie sabe que va a pasar con esa generación de niñas vacunadas cuando sean adultas o incluso en sus hijas.
¿Exageraciones?
No.
Recordemos el caso del DES (la primera hormona cuyos efectos cancerígenos tardaron una generación en aparecer produciendo cáncer de vagina a las hijas cuyas madres lo habían tomado.13
La Dra. Diane M. Harper, que trabajó 20 años en la vacuna contra el VPH afirma que . “Vacunar a una niña de once años es como permitir efectuar un gran experimento público de salud”.14

La generalización de la vacuna para beneficio de la industria médica que la promociona como una vacuna contra el cáncer, es como mínimo inmoral.

El que las niñas de toda una generación estén siendo utilizadas como conejillos de indias de una nueva tecnología,  cuyos efectos nocivos y mortales a corto plazo ya podemos comprobar y cuyos efectos a largo plazo incluyen la posibilidad de que aumenten los mismos cánceres que se supone pretende prevenir, es claramente criminal.

http://publicalpha.com/la-vacuna-de[....]2%BFpuede-producir-cancer-de-utero/

Documental PAPILOMA!

 Castellano 

Les dones hem de decidir

 Catalán 

Todo sobre el VPH

 Castellano 

 

Actualización Vaers

 

AGOSTO 2017  
Descripción Total
Discapacitados

1.974

Muertes

324

No recuperados

9.686

Pruebas papanicolau
anormales

618
Displasia cervical 279
Cáncer cervical 129
Amenaza de vida 825
Visitas a Urgencias 14.518
Hospitalizaciones 4.795
Permanencia prolongada
en el hospital

321
Notificaciones serias 6.836
Notificaciones de
reacciones adversas

51.522

Multimedia

 

 

 

 

 

 

 

 

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

699 267 508

an1

 

20479755 334820753624450 9052135476894325486 n

 

an3