¡Somos VÍCTIMAS, no antivacunas!
    
Pedimos: Reconocimiento de los efectos adversos
    
Atención sanitaria adecuada para las jóvenes afectadas
    
Activar protocolo de actuación: investigación, seguimiento de las jóvenes afectadas...
    
Fondo de compensación por daños de la vacuna
    
Retirada de la vacuna del VPH

Carta a los Eurodiputados

Todos los medicamentos conllevan riesgos de sufrir reacciones adversas y las vacunas no son una excepción. Cuando se valoran los riesgos y los beneficios hay que tener presente que las vacunas representan una categoría especial de medicamentos ya que generalmente las dan a individuos sanos. Si hay ventajas inciertas con una vacuna, ésta sólo puede admitirse bajo un pequeño nivel de riesgo de efectos adversos.

Los ensayos clínicos con Gardasil -vacuna contra el virus del papiloma humano- no han sido adecuados ya que la compañía Merck utilizó como placebo en sus ensayos un componente de la vacuna (aluminio) en lugar de utilizar un verdadero placebo.

 

El aluminio puede causar inflamación en el cerebro provocando que diferentes toxinas pasen a este órgano y le causen daño. Definitivamente no es conveniente utilizar aluminio como placebo para medir la reactividad de una vacuna experimental que se administra a niñas.

La campaña publicitaria de Gardasil ha sido diseñada para crear miedo en los padres, y así de esta forma vacunar a sus hijas. El pasado mes de Agosto el gobierno francés prohibió un anuncio de Gardasil. La publicidad empleada ha sido un engaño ya que se nos ha vendido como la “vacuna contra el cáncer de cuello de útero”. Gardasil no es una vacuna para el cáncer. Es simplemente una vacuna contra dos cepas del virus del papiloma humano (VPH) que, en ciertos casos, podrían conducir al cáncer en algunas mujeres si la infección persiste, pero que en la mayoría de las ocasiones desaparece de forma natural sin efectos adversos para la salud.

La eficacia de la vacuna en la prevención del cáncer cervical no ha sido demostrada, ya que no se conocerá su efectividad real antes de 30-35 años, debido a que el cáncer que se pretende prevenir tarda 30 o más años en desarrollarse y los ensayos con mayor tiempo de seguimiento han sido de seis años (fase II) y tres años los de fase III. Por lo tanto la brevedad de los ensayos es obvia y habría que esperar bastantes años para comprobar si las personas vacunadas desarrollan realmente menos cánceres que las no vacunadas. Creemos que en España donde la incidencia de esta enfermedad es muy baja, esperar hubiera sido lo prudente.

No existe estudio o ensayo alguno que haya demostrado que la vacuna sea eficaz en el grupo de edad para el que se ha aprobado, ya que nunca se ha evaluado en mujeres menores de quince años.

No se conoce con rigor científico la duración de inmunogenicidad y si serán necesarias dosis de recuerdo. En los ensayos clínicos la protección de Gardasil es de sólo cuatro años.

De acuerdo con la Dra Diane Harper, investigadora de Gardasil, su eficacia contra las verrugas genitales es de sólo dos años.

Además, de acuerdo con el fabricante, Gardasil no elimina la necesidad de realizar citologías. No trata infecciones activas o cánceres y no podrá tener como resultado protección para todos los vacunados.

Una cuestión pendiente es si el uso masivo de Gardasil (y de Cervarix, vacuna contra el papiloma de GlaxoSmithKline) en los niños y las niñas ejercerá presión sobre otras cepas del VPH no contenidas en estas vacunas, convirtiéndose éstas últimas en más dominantes y quizás más virulentas causando cáncer cervical.

No se informa de que la vacuna funciona -si lo hace- únicamente cuando la joven o mujer que la recibe no está previamente infectada por ninguno de los virus de referencia de la vacuna. Por ello creemos que la Administración Sanitaria debería hacer los análisis previos para confirmar la presencia o no de los tipos de virus señalados. Tampoco se ha informado que existen estudios de la propia compañía farmacéutica que constatan que en el caso de que la mujer esté ya infectada el riesgo de contraer cáncer de cérvix después de la vacuna se incrementa un 44,6%.

Tampoco se nos ha informado que hay serios efectos adversos, incluyendo  muerte, asociados a las vacunas del VPH. En VAERS (sistema de notificación de reacciones adversas a las vacunas) ya se han notificado 93 fallecimientos y 21.292 notificaciones de reacciones adversas. Este dato creemos que es muy significativo si se tiene en cuenta que en VAERS sólo se notifican un 10% de los casos.

Recientemente en India se ha prohibido la vacunación por haberse producido seis muertes de muchachas jóvenes.

AAVP solicitó a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) una relación de los efectos adversos en nuestro país. Hasta el 15 de Septiembre 2009 están registradas 508 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas a las vacunas frente al Virus del Papiloma Humano.

La mayoría de las jóvenes que pertenecen a nuestra asociación padecen graves secuelas que de una manera u otra les impiden llevar una vida normal, sin que se haya encontrado por parte de las Autoridades Sanitarias a fecha de hoy un tratamiento efectivo para paliar los efectos secundarios de estas vacunas.

Nadie nos advirtió de que nuestras hijas podrían sufrir estos efectos secundarios, la única información que recibimos fue que se podían producir reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección. Sin embargo, a raíz de los casos de las jóvenes valencianas, el Conseller de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Don Manuel Cervera Taulet, envió a los padres una carta informándoles de que “las vacunas como cualquier otro medicamento pueden en algunos casos presentar reacciones leves como dolor en el punto de inyección o desmayo (en ocasiones acompañados de movimientos tónico-clónicos que pueden aparentar convulsiones)”.

AAVP está trabajando a nivel internacional con Truth About Gardasil y Sanevax. El pasado 12 de marzo se presentó a la FDA un estudio sobre los peligros de la vacuna del papiloma incluyendo información relativa a niñas afectadas en diferentes países del mundo. En dicho estudio se incluyeron unas gráficas con datos que demostraban que los efectos adversos registrados son comunes a todos los países del mundo. Recientemente se ha pedido a la FDA que rescinda la aprobación de Gardasil hasta que haya tiempo para reevaluar la eficacia de la vacuna.

Lo que parece bastante claro es que la industria farmacéutica tiene legítimos intereses financieros, pero estos no están en sintonía  con las necesidades de salud de la población.  Para que una vacuna se comercialice tiene que cumplir tres requisitos: ser segura, eficaz y necesaria. Ninguno de estos requisitos se dan con la vacuna del papiloma. A todo ello se suma su alto coste.

Creemos que las Autoridades Sanitarias no están actuando con responsabilidad. El beneficio que supuestamente esta vacuna puede tener para gran parte de las niñas que se hayan vacunado - beneficio que está por ver- no puede en ningún caso suponer el abandono de las víctimas afectadas a su suerte, y mucho menos les da derecho a lavarse las manos .

 

Alicia Capilla Lanagrán (Vicepresidenta AAVP  www.aavp.es )




Documental PAPILOMA!

 Castellano 

Les dones hem de decidir

 Catalán 

Todo sobre el VPH

 Castellano 

 

Actualización Vaers

 

AGOSTO 2017  
Descripción Total
Discapacitados

1.974

Muertes

324

No recuperados

9.686

Pruebas papanicolau
anormales

618
Displasia cervical 279
Cáncer cervical 129
Amenaza de vida 825
Visitas a Urgencias 14.518
Hospitalizaciones 4.795
Permanencia prolongada
en el hospital

321
Notificaciones serias 6.836
Notificaciones de
reacciones adversas

51.522

Multimedia

 

 

 

 

 

 

 

 

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

699 267 508

an1

 

20479755 334820753624450 9052135476894325486 n

 

an3